walt disney artículos etiquetados

0

Nicola Piovani-Pinocchio.

Resultado de imagen de nicola piovani pinocchio

La historia de Pinocho ha tenido siempre una buena relación con el cine. Desde el clásico de Disney, pasando por un buen número de versiones, ya sean para la gran pantalla como para la televisión. Por supuesto, el trato que se le ha dado a estas propuestas sobre el cuento en el terreno musical ha sido de gran prestancia. Quien no recuerda la música de Leigh Harline para la versión animada de Walt Disney, o lo expuesto por Rachel Portman en su versión de los años noventa. Sin embargo, existen otras músicas que no han acabado de llegar al gran público o simplemente han pasado desapercibidas siendo grandes composiciones. Entre estas, podríamos citar la de Fiorenzo Carpi del año 1972, o sin ir más lejos el Pinocho de 2002 de Roberto Benigni con música de Nicola Piovani.

Resultado de imagen de nicola piovani pinocchio

El sc...

Leer más
0

Vangelis, Antarctica.

Nankyoku monogatari fue el verdadero nombre del film japonés de 1983 conocido como Antarctica. Basada en hechos reales, la película cuenta las vicisitudes por las que tuvieron que pasar dos científicos que estudiaban el continente blanco, y la relación tan especial que desarrollarían con los perros que tiraban de sus trineos. Dirigida por Koreyoshi Kurahara, contiene una fotografía excelente, de lo mejor de la cinta, que embellece todavía más si cabe el paisaje natural, Akira Shiizuka es el encargado de firmarla. Dado el inminente éxito de Vangelis tras el Oscar conseguido en 1981 por Carros de fuego, director y productores creyeron que era el indicado para realizar la composición musical. El problema radicaba en que el músico griego aceptara o no. Vangelis no se prodigaba en demasía en estos años en la composición para cine, y aunque si bien había ganado el Oscar, no quería que se le encasillara como músico de cine. Lo cierto es que el griego elegía con cuentagotas sus producciones cinematográficas, acaparaba muchas ofertas que rechazaba. No fue el caso de este film japonés, que irremediablemente le llamó la atención. Una vez hubo dado el sí, el compositor visionó las imágenes ya montadas, y como era costumbre en esos tiempos se sentó junto a sus teclados y fue improvisando una tras otra las melodías que acompañarían las diferentes escenas, una mente privilegiada sin duda. No escribió ni una solo nota. El disco conteniendo la música no sería editado hasta el año 1988 por el sello discográfico Polydor. Grabado en los estudios Nemo en Londres, la música para este film resultó una de las composiciones más conocidas y reconocidas del compositor.

Leer más