0

Wojciech Kilar-The Pianist.

Resultado de imagen de wojciech kilar the pianist

A lo largo de nuestras vidas, después de ver o vivir ciertos acontecimientos, nos hemos preguntado como el género humano pueda causar tanto daño al prójimo, o cómo podemos llegar a ser tan beligerantes para con nuestra propia especie. Películas como la de El Pianista, de Roman Polanski, nos sumerge en tiempos pasados donde la supremacía que los nazis albergaban, o creían poseer sobre el resto de la población, especialmente fueron castigados los judíos, los hacía ser animales, sin ninguna clase de amor hacía el más desvalido. Esta clase de films son necesarios para que nunca se nos olvide la barbarie de la humanidad, y esta cinta, en particular, es una de las grandes obras maestras que ha dado el séptimo arte. Basada en el libro escrito por Wladyslaw Szpilman, pianista que da nombre al film, nos narra las vicisitudes por las que este músico, que solo quería tocar y vivir, tuvo que pasar durante la Segunda Guerra Mundial en su ciudad, Cracovia. Bajo estos parámetros, Ronald Harwood, el guionista, aborda y crea una obra que es traducida y magnificada por la gran maestría a la hora de dirigir de Roman Polanski.  Polanski, que de niño tuvo que vivir en primera persona estos acontecimientos, parte de su familia fue asesinada en campos de concentración, construye una obra sólida y más que eficiente, que viene apoyada poa cada uno de los planos que nos muestra durante las dos horas y media de metraje. Por supuesto, y gracias a la gran actuación de su elenco actoral, Adrian Brody sobresaliendo sin lugar a dudas, el trabajo fotográfico de Pawel Edelman, o el sonido, gran participe de esta film, sí el sonido, trabajo que no es muy mencionado en las críticas, hacen de esta película una de las más bellas historias jamás narradas en el cine.

Resultado de imagen de wojciech kilar the pianist

Entre los premios y nominaciones recibidas, El pianista fue galardonada o nominada con 3 Oscar: Mejor director, actor (Adrien Brody), guión adaptado. 7 nominaciones, Globos de Oro: 2 nominaciones: Mejor película y actor drama (Adrien Brody), Festival de Cannes: Palma de Oro, 2 premios BAFTA: Mejor película y director. 7 nominaciones, 7 premios Cesar incluyendo mejor película, actor, director. 10 nominaciones, Premios David de Donatello: Mejor película extranjera, Premios Goya: Mejor película europea, Premios del Cine Europeo: Mejor fotografía. 4 nominaciones, Critics’ Choice Awards: Nominada a mejor película y mejor director, Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director, Sindicato de Actores (SAG): Nominado a Mejor actor (Adrien Brody), Asociación de Críticos de Chicago: 3 nom., incl. Mejor película y director.

En cuanto a la música original compuesta por Wojciech kilar, aunque en primera instancia uno pudiera creer que no tiene un papel destacado en el film, dado el predominio de la utilización de música clásica, en alusión al la profesión del protagonista, y sobre todo siendo Chopin el gran acaparador, no es así. No voy a decir y obviar, que estas músicas tienen su importancia a lo largo del film, pero lo expuesto por Kilar también la tiene.

El músico polaco, que ya había trabajado con Polanski en otras ocasiones, crea para este film, un tema principal de aires hebreos, que suena lúgubre y pesimista. Lo escuchamos por vez primera cuando se forma el gueto. Hasta entonces, casi una hora desde el comienzo de la obra, la música de Kilar no había hecho acto de presencia. Se inserta y aparece cuando realmente es necesaria. La sección de cuerdas, chelos y bajos como máximos exponentes, dan muestra de lo decadente de los acontecimientos que van a suceder. Esta música, recibirá variaciones, siendo el oboe junto a un fraseado de cuerdas, quienes nos indiquen las atrocidades que allí se acontecerán.

Kilar crea un tema amenazante para acentuar el poderío nazi, y la injusticia de sus actos hacia los judíos.  Se trata de una música, como ya he explicado, que resulta amenazante, poderosa, por desgracia los nazis tenían ese poder, y que presagia la tragedia.

En el score, encontramos otro tema, que tiene vital importancia para los acontecimientos. Kilar, siendo muy hábil en su concepción, compone un tema, que a la vez es variación del principal, el del gueto, pero que solo lo instrumenta con un solo de oboe. Este es el tema de la soledad. En realidad, el protagonista ha logrado escapar de los trenes de la muerte, pero sigue escondido en el gueto, de allí que el compositor dote de voz solista, el oboe en este caso, al tema del gueto. Esta música se convertirá en el único aliado de la soledad del pianista. De nuevo lo escucharemos, tras ser descubierto y recluido en otro piso de la ciudad, esta vez ayudado por Dorota, una chica con la que podía haber habido algo más, y la guerra lo destruyó. Por última vez, kilar en un alarde de gran intuición, lo vuelve a recuperar para la gran escena final donde vemos al protagonista bajo la nieve de Cracovia, con la ciudad totalmente desolada por los bombardeos y los estragos de la barbarie humana.

El compositor escribe una serie de temas adicionales, que a su vez también son importantes en la partitura, como el que secunda el dramatismo de la escena, donde un Szpilman esclavizado por los nazis observa desde lejos a Dorota, pero no logra acercase, ni que ella lo vea, o el dramatismo de las escenas que vive desde su reclusión. La música tensional, o de acción, con cuerdas y percusión como abanderado, dota a las escenas de su huida de dinamismo. Por último, destacar un bello tema en forma de adagio, cuando es descubierto en su piso franco por sus propios vecinos polacos. La música, en su totalidad escrita para cuerdas, es de una calidad y dramatismo desbordante, siendo una melodía muy triste, que enfatiza la soledad y tragedia de Szpilman.

 

Me gusta(3)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>