0

Nicola Piovani-Pinocchio.

 

Resultado de imagen de nicola piovani pinocchio

La historia de Pinocho ha tenido siempre una buena relación con el cine. Desde el clásico de Disney, pasando por un buen número de versiones, ya sean para la gran pantalla como para la televisión. Por supuesto, el trato que se le ha dado a estas propuestas sobre el cuento en el terreno musical ha sido de gran prestancia. Quien no recuerda la música de Leigh Harline para la versión animada de Walt Disney, o lo expuesto por Rachel Portman en su versión de los años noventa. Sin embargo, existen otras músicas que no han acabado de llegar al gran público o simplemente han pasado desapercibidas siendo grandes composiciones. Entre estas, podríamos citar la de Fiorenzo Carpi del año 1972, o sin ir más lejos el Pinocho de 2002 de Roberto Benigni con música de Nicola Piovani.

Resultado de imagen de nicola piovani pinocchio

El score de Piovani, es de esos que dejan huella desde la primera escucha. Aunque contiene varios temas, cabria destacar el leitmotiv que el italiano asigna al hada. Una maravilla de melodía mágica y envolvente, si amigos, porque la magia y la inocencia, se funden en esta magnífica música. Se trata de un tema elegante, refinado, y majestuoso, cargado de ternura y evocador. Nunca, o en pocas ocasiones, un hada ha tenido un acompañamiento musical tan extraordinario. La magia y la inocencia antes comentada, es la expresión que el maestro tiene de los niños, porque en definitiva esta es una música que realza esta etapa en la vida de una persona, donde estás dos cosas, magia e inocencia, no deberían de perderse. La música la escuchamos por vez primera, cuando vemos la aparición del hada. Es presentada por un interludio de piano, que inmediatamente deja paso a las cuerdas. Paulatinamente, Piovani, tras este preludio, da paso al motivo central del tema, donde el oboe nos lleva hasta la presentación del mismo. Cuerdas emotivas y pausadas que se van alternando con instrumentos como el oboe, clarinete o flauta. La belleza de esta música es apabullante.

El otro gran segmento musical de la banda sonora, es asignado al personaje de Pinocho, como no podía ser de otra manera. El compositor escribe una música que sigue los propósitos antes comentados, es y está hecha para destacar las virtudes de la infancia. Es una música alegre y vivaz, donde el autor utiliza, instrumentos como el acordeón, u otros de igual ligereza para dar a conocer el gran corazón de este personaje. Este segundo leitmotiv, es variado según sea el estado de ánimo del protagonista. Lo podemos escuchar de forma muy pausada, siendo la cuerda su principal exponente, o en otras ocasiones siendo más rítmica. Piovani lo dota de unas formas muy expresivas, siendo casi como una tarantela.

Dentro del score, existen otros temas, pero ante la gran belleza de estos dos grandes leitmotivs, resultan apagados, aunque no es así. Se trata de música destinada a las penurias del personaje, adquiriendo tonos más oscuros, con la percusión y los metales como abanderados. A su vez el autor de La Vida es bella, crea una serie de temas de estilo circense, para recrear las escenas más cómicas y delirantes del film. Pero quizá, la música más destacada de todos estos subtemas, sea la del personaje de Lucignolo, llena de candor y pureza, la misma que destila toda la partitura. El músico, ofrece al acordeón, ser la voz interior de este personaje. A este, se le une la sección de cuerdas, en un emotivo fraseado, que resulta más destacado, cuando el personaje muere.

Me gusta(2)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>