0

Martin Phipps-The Aftermath.

Resultado de imagen de martin phipps the aftermath

El día que vendrá (2019) no va a quedar en los anales del cine como una de las mejores películas de la historia. Sin embargo contiene algunos matices que hacen de ella una cinta más que aceptable. Entre estos se encuentra una buena dirección a cargo de James Kent, al igual que unas muy buenas actuaciones del reparto principal encabezado por  Keira Knightley. En el film podemos disfrutar de algunas escenas muy bonitas sobre todo gracias a la fotografía de Franz Lustig, de lo más destacado de la película, y la combinación de estas bellas secuencias con las interpretaciones y la música. Toda buena obra requiere de un buen guión, es ahí donde esta cinta zozobra. El libreto escrito por Joe Shrapnel, Anna Waterhouse y basado en la novela de Rhidian Brook, es sin duda lo que hace que el film no termine de ser una gran película, al resultar demasiado previsible y no del todo acertado, ni novedoso, el espectador sabe a cada instante lo que va a suceder a continuación.

El argumento se centra en el Hamburgo inminentemente después de acabar la Segunda Guerra Mundial, y más concretamente en la ocupación de las tropas aliadas. Un coronel del ejército inglés confisca una de las mejores casas de la ciudad para vivir junto a su mujer que viene desde Londres. Los resentimientos por la muerte del hijo de ambos, la melancolía de la protagonista, y el ansia de volver a sentir, son la base de esta película.

Resultado de imagen de martin phipps the aftermath

Uno de los aciertos de esta obra es la música compuesta para la ocasión por Martin Phipps. El autor compone una partitura solemne y en ocasiones melancólica, con la utilización para ello de suaves melodías de cuerdas, y el piano como ejes principales. El personaje atormentado de la mujer del coronel, es secundado de forma extraordinaria, por una serie de músicas de aire muy triste, planas y sin ninguna orquestación ampulosa, sencilla pero que magníficamente se mete en el interior de la protagonista, y nos muestra su alma desgarrada por el terrible suceso acaecido dos años atrás.

Siguiendo esta fórmula, Phipps aplica otra serie de temas que sin salirse de la suave orquestación, nos revela la pasión que fluye dentro de la casa entre la mujer del coronel y el amo alemán de la misma, usurpado por los ingleses. Esta música más pasional, más romántica, y no tan crepuscular, tiene su punto cumbre en la escena del ático.

Por supuesto el compositor sabe llevar el dramatismo de la historia al score, siendo este especialmente relevante hacia el final del film, donde utiliza un tema que va in crescendo hasta llegar  al apoteosis orquestal final.

 

Me gusta(2)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>