0

Michael Nyman-String Quartet 5.

Resultado de imagen de michael nyman string quartet no 5

Si la inspiración tuviera nombre de compositor, sería sin duda el de Michael Nyman. Un creador sin paliativos, singular, que ha inventado una nueva forma de crear música. Sus obras abarcan desde las partituras para el cine, sobre todo el de cineastas independientes, con alguna que otra incursión en el cine comercial hollywoodiense, “Gatacca 1997”, “El fin del romance 1999”, hasta la escritura de música para salas de conciertos, incluidas varias óperas. Poco se puede hablar de Nyman que ya no se sepa. Precursor del minimalismo musical, es uno de los autores con más solera dentro del denominado neoclásico. Además de componer, Nyman ofrece diferentes conciertos a lo largo y ancho del planeta, siendo conocida su faceta de cineasta, sobre todo dirigiendo algunos documentales.

Resultado de imagen de michael nyman

Entre su variada creación, el británico ha escrito varios cuartetos de cuerdas, entre los que destaca el número cinco. Compuesto en 2011, consta de seis temas y una duración aproximada de 22 minutos. Este cuarteto rebosa originalidad e innovación, y por supuesto inspiración, esa de la que hablábamos al principio de esta reseña. El autor lo escribió para The Smith Quartet, quien interpretan la música de forma maravillosa.

Resultado de imagen de michael nyman string quartet no 5

La obra se abre con un movimiento enérgico de claro corte minimalista, donde Nyman demuestra el porqué es uno de los autores más atrayente del panorama musical contemporáneo.  Sin lugar a dudas, la joya de la corona de este cuarteto número cinco viene de la mano del segundo y sexto movimiento. Una motivo delicado, armonioso que nos sumerge durante sus dos primeros minutos en un halo de belleza y elegancia, para después adquirir ese toque nervioso y dinámico a través de una ejecución muy vigorosa. De nuevo en el tercer movimiento la música se torna más pausada siendo melódicamente más activa, volviendo a ser más rítmico el movimiento número cuatro y cinco. En el sexto y último, como ya se ha dicho, aparece nuevamente la melodía del segundo movimiento ejecutada en distinto ritmo, un tema celestial que llega muy hondo al interior del alma, cosa que solo logran unos cuantos genios musicales poseedores de gran estro. Un deleite de tema, que solo por si mismo valdría la pena este cuarteto. En una segunda parte de este último movimiento se recupera la música del primero.

Tanto el cuarteto número cinco, como el cuatro, fueron editados discográficamente en 2017 en el sello del propio autor, siendo altamente recomendable por su encanto y personalidad.

 

Me gusta(1)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>