0

Han Solo: Una historia de Star Wars-John Powell.

Resultado de imagen de john powell solo

Por Rick Mellis.

La inclusión de Ron Howard en la dirección del film, en detrimento de los directores de La Lego Película, sin duda es un gran acierto para la mejora sustancial de una producción que suscitaba mucho interés, sobre todo entre la población Friki, e incondicionales de Star Wars, que con esta nueva película basada en los caracteres de la franquicia, tienen un nuevo entretenimiento para aplacar sus convulsionadas almas. Si bien es cierto, que la producción no es redonda al cien por cien, el cambio de director, aunque beneficioso, no deja de ser un problema a su vez, si se comprende que aunque Howard haya sacado el proyecto adelante, no pudo coger las riendas desde los comienzos, y eso se nota. La elección del personaje protagonista, un joven Han Solo, tampoco es que resultara muy acertada. Recae en las manos de Alden Ehrenreich, que por supuesto carece del carisma que tenía en pantalla su antecesor en el puesto, Harrison Ford. Emilia Clarke, Woody Harrelson, Donald Glover, Thandie Newton y Paul Bettany como el malo de la película, complementan el cartel actoral de este biopic sobre el querido personaje de la saga de las Galaxias.

Resultado de imagen de john powell solo

En esta nueva apuesta cinematográfica, Howard nos cuenta las andanzas de un inexperto Solo, antes de lo que ya conocíamos sobre él, a través de un guión más bien flojito, escrito por Lawrence Kasdan y Jonathan Kasdan. Aún obviando los fallos, la cinta se deja ver, gracias a la prestancia de Howard en esta clase de superproducciones comerciales, pasando un rato entretenido en ocasiones.

Uno de los fallos que contiene esta película es la utilización de un tema musical escrito por John Williams, que no tiene sentido en el film, más que por el hecho de que veamos en pantalla el nombre del maestro. La música de Williams, acompaña las primeras aventuras del personaje en las calles de su ciudad natal, sin más pretensiones argumentales que seguir el ritmo de las escenas de acción, un Williams sin demasiada chispa, en el que se denota el más de lo mismo que nos lleva ofreciendo en sus últimas obras. Ojo, no es que esté criticando al compositor, ni mucho menos, la edad pasa factura a todo el mundo, hasta a los genios, y el viejo maestro no es una excepción, el agotamiento es evidente y se deja entrever en su música. Además, al no componer el resto del score, pues es más que comprensible que el desarrollo argumental no esté presente en su tema, como digo, solo acompaña y nada más, no se usa como leitmotiv para Han a lo largo del metraje.

El score propiamente dicho, compuesto por John Powell, resulta mucho mejor que lo expuesto por Williams, dado que tiene lugar y extensión para desarrollar una serie de temas que acompañan escenas de acción o sirven de leitmotiv para los personajes. Comenzando por las escenas de acción, la música de Powell aunque muy bien ejecutada, es muy deudora de la de Williams, no por eso deja de ser válida para el film. Sí que es verdad, que en ocasiones escuchamos unas músicas demasiado grandilocuentes y enfáticas para lo que estamos viendo en pantalla, y eso chirría en la partitura y su acabado final. Powell escribe un tema de amor para Solo y su pareja, que resulta de lo mejor de la banda sonora. Una música deliciosa y muy bien orquestada, que recuerda a los temas de amor míticos del cine clásico. Aunque es muy bello, el compositor, en uno de sus aciertos, no lo desarrolla, no profundiza en el. Si bien es cierto, que está dedicado a su primer amor, no será su gran amor como veremos en las siguientes películas de la dinastía. En el film encontramos otro leitmotiv asignado a los misteriosos perseguidores de Solo y sus compañeros de aventuras, en el que Powell utiliza los coros búlgaros, y aparece en cada ocasión que estos personajes salen en pantalla, y que al final tiene su sentido, cuando descubrimos quiénes son y el devenir que tendrán en la historia. Como era de esperar, el compositor adapta e incluye los temas más conocidos de la saga, compuestos por Williams, por cuestiones del guión, algo inevitable en esta clase de películas.

En definitiva, una obra sinfónica de altos vuelos, que si bien no es redonda, si nos muestra que Powell es el indicado para sustituir a Williams en venideros films sobre Star Wars, sin duda muy por encima de la pobre partitura ofrecida por Giacchino para The Rogue One.

Me gusta(2)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>