0

Especial Navidad 2017.

Resultado de imagen de I'll Be Seeing You 1944

Te volveré a ver- I’ll Be Seeing You (1944). Daniele Amfitheatrof.

Film de 1944 dirigido por William Dieterle y George Cukor, aunque este último no fue acreditado. La película cuenta con las maravillosas actuaciones de su dúo protagonista, Ginger Rogers y Joseph Cotten, y de una ya adolescente Shirley Temple.

Esta es la historia de dos jóvenes marcados por dos sucesos pasados, dos personas que se necesitan, y se encuentran en el momento y sitio oportuno para ayudarse mutuamente. Ella, Rogers, es una convicta que disfruta de un permiso navideño para pasar estas fechas con su tía y familia. El hecho de haber pasado tres años en la cárcel, es porque un hombre murió al caer por una ventana tras ser empujada por la primera, la cual intentaba defenderse de una agresión sexual. Él, Cotten, por su parte, intenta zafarse de los grandes problemas neurológicos y psiquiátricos que le ha producido la guerra y una horrible herida de bayoneta. Juntos encontraran el amor en una época que se presta a ello.

Resultado de imagen de Daniele Amfitheatrof

Daniele Amfitheatrof firma una intensa partitura dramática que divide en tres partes diferenciadas. La primera hace hincapié en los traumas que sufre cada uno de los personajes principales. Son llevados por temas donde la cuerda en un registro suave y melancólico, refleja la personalidad atormentada de cada uno de ellos.

La segunda parte requiere de cortes más amables, que apoyan las salidas de los dos enamorados y vienen a adornar la creciente historia de amor. Por ejemplo cuando viajan en autobús al lago, o van a la fiesta de año nuevo. Con estas músicas, Amfitheatrof descarga un poco el dramatismo y ahonda en la felicidad que sienten ambos al estar juntos.

La tercera, y quizá la más importante, es el tema de amor en sí. Lo escuchamos por primera vez en forma de canción en los créditos principales. Se trata de una melodía escrita por Sammy Fain e Irving Kahal donde los coros y sobre todo la voz femenina se hacen con las riendas de la misma. Esta melodía es desarrollada e insertada magistralmente en la partitura por Daniele, creando un love theme cargado de sensibilidad y romanticismo que va tomando forma a lo largo del metraje hasta llegar a su máxima expresión en la escena final, donde un solo de violín desgarrador despide a los dos enamorados a la puerta de la cárcel donde ella debe cumplir el resto de la condena.

 

Resultado de imagen de felices pascuas 1954

Felices Pascuas (1954)- Isidro B. Maiztegui.

Felices Pascuas es un film del año 1954, dirigido por Juan Antonio Bardem y con guión del propio Bardem junto a José Luís Dibildos. Cuenta entre su reparto con Julia Martínez y Bernard La Jarrige como pareja protagonista y varios de los actores más conocidos del momento como Manuel Alexandre o José Luís López Vázquez. Estamos ante una comedia con tintes sociales, tan del gusto del director, donde un barbero con mujer y dos hijos y con una situación económica precaria, le toca la lotería de Navidad y se despide de su puesto de trabajo. Al llegar a casa se entera de que su mujer cambió los números por un boleto en una rifa en la que le tocó un cordero como premio. Ante la situación tan desoladora y la pesadumbre al no poder disponer del dinero, deciden cenar para la Navidad el corderito que les cayó en suerte, lo que ocurre es que los niños e incluso ellos se han encariñado con el animal y no pueden matarlo.

Resultado de imagen de Isidro B. Maiztegui.

La música del film la compuso el autor argentino Isidro B. Maiztegui. Nacido en Gualeguay (Argentina) el 14 de julio de 1905, Maiztegui estudio música en el conservatorio de su ciudad natal, para más tarde entrar a estudiar en el Conservatorio Nacional de Música y Declamación. A partir de los años 30, el autor empieza su relación con el cine, componiendo casi 60 películas, tanto en Argentina como en España donde se afincó durante una temporada. Además es autor de numerosas obras de concierto como ballets, obras para instrumentos solistas y de cámara.

Para Felices Pascuas, Maiztegui compuso una partitura que aunaba el dramatismo de la precaria vida de los protagonistas, con predominio de temas donde las cuerdas en un estilo punzante, ahondaban en la situación. También adapta un villancico tradicional, para los títulos de crédito incluyendo voces. Las situaciones cómicas son otro aspecto importante del score, con inclusión de instrumentos como flautas, fagot u oboe para marcar los movimientos de los personajes, sobre todo los del padre. El compositor mezcla un estilo vanguardista, casi atonal o serialista, con los toques cómicos, en la escena donde la mujer intenta dar muerte al animal sin poder consumarlo. Este estilo vanguardista comentado, lo incluye en otras fases de la banda sonora.

 

 

Resultado de imagen de on the twelfth day- Music of christmas album

On The Twelfth Day (1955)-Doreen Carwithen.

Cortometraje de 23 minutos de duración dirigido por Wendy Toye y protagonizado por David O’Brien y Wendy Toye, donde la música tiene un papel fundamental por dos circunstancias. La primera es que no es hablado, por lo que la música tiene que contar lo que los protagonistas no dicen. Por otro lado, el corto se basa en el villancico popular de origen británico y escandinavo “The Twelve Days of Christmas”, donde un enamorado va entregando cada día a su amada un regalo de los doce que se enumeran en esta tonada.

Imagen relacionada

La compositora británica Doreen Carwithen moldea un divertido score que acentúa los movimientos cómicos de los dos protagonistas, sobre todo los del hombre. Se podría decir que estamos ante un poema sinfónico delicioso, como no podía ser de otra manera viniendo de la autora de obras como Bishop Rock (1952) y la Suite Suffolk (1964). No solo encontramos entre sus notas estas músicas de carácter cómico y afable, por su puesto al ser una obra para la Navidad, Carwithen dota a sus melodías de un toque muy de la época, con la introducción de una parte del leitmotiv central del famoso villancico cada vez que el personaje masculino lleva un regalo a casa de la chica, siendo los coros lo más destacado. El oboe, el clarinete y unas cuerdas desenfadadas y muy afables acompañan los movimientos de este peculiar protagonista. También escuchamos solos de flauta y flautín de auténtica maestría, así como un tema de amor, no tan desarrollado, cosa lógica por otra parte, donde una bella melodía de cuerdas se muestra firmemente.

En definitiva, una partitura fresca, hermosa y divertida compuesta por una de las mejores autoras del Siglo XX, por desgracia no lo suficiente valorada.

 

http://www.benitomovieposter.com/catalog/images/movieposter/30753.jpg

Un ángel pasó por Brooklyn (1957)- Bruno Canfora.

Producción hispano-italiana de 1957, protagonizada por Peter Ustinov y el niño Pablito Calvo, donde su director, Ladislao Vajda, recrea una historia con tintes fantásticos y afables muy al estilo de Frank Capra.

Un abogado duro y mala persona mantiene a raya a la comunidad italiana de un edificio, obligándoles a pagar alquileres desorbitados y tratándolos de forma inhumana. Es así que un día por caprichos del destino se convierte en perro, y se mantendrá así hasta que consiga el cariño de alguien.

Resultado de imagen de bruno canfora

Sobre este argumento, Bruno Canfora, el compositor del film, crea una partitura sinfónica cargada de bellas melodías. Canfora nacido en Milan el 6 de noviembre de 1924, fue un compositor que se especializó en el cine, aunque también compuso canciones para artistas como Mina, Rita Pavone o Shirley Bassey, además fue director del Festival de San Remo en algunas de sus ediciones.

En el score de esta película, encontramos un tema donde predomina un motivo de theremin y toques sutiles del xilófono. Este es usado para incidir en lo sobrenatural de la historia, tanto en la transformación de humano a perro del protagonista como al contrario. Canfora crea una serie de cortes afables que son la voz interior de la comunidad italiana. Aunque no tienen casi ni para comer, su alegría es desbordante. Esto lo refleja Canfora en estos temas joviales.

El personaje del malvado abogado antes de su transformación es introducido con un motivo altisonante de metales y percusión que apaga la buena sintonía que se mantiene entre los vecinos.

El compositor realiza a su vez una serie de temas que inciden en los movimientos del abogado ya convertido en perro, y a su vez un tema de amor con predominio de las cuerdas dedicado a una chica que vive en el edificio y el asustadizo empleado del abogado.

Por supuesto la relación del chico con el perro es tratada con suaves melodías donde la flauta y las cuerdas apoyan la relación y el cariño que el niño va sintiendo por el can, hasta hacer que el abogado se convierta de nuevo en humano y adopte una personalidad mucho más amable y cordial hacia todos.

 

 

 

 

Me gusta(4)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>