0

Mark Mackenzie, The Disappaerance of Garcia Lorca

Imagen relacionada

Título: The Disappaerance of Garcia Lorca

Director: Marcos Zurinaga

Música: Mark Mckenzie

Por Antonio Pardo Larrosa.

Elegía de Sangre y Arena

A las cinco de la tarde.

Eran las cinco en punto de la tarde.

Un niño trajo la blanca sábana

A las cinco de la tarde.

De esta forma comienza uno de los poemas más conocidos del poeta; de Federico García Lorca; mirada y viento de Granada; alma y llanto de una España yerma que mató al hombre e inmortalizó al genio. Sobre este comienzo articula el director portorriqueño Marcos Zurinaga su particular visión de la vida de un hombre que cantó a la muerte desde el tablao del amor, feudo de gitanillos, duendes y quejíos… The Disappaerance of Garcia Lorca narra la historia de Ricardo, un niño amante de bodas y romanceros que tres décadas después del asesinato de Lorca vuelve a España para descubrir la verdad de uno de los acontecimientos más oscuros de nuestra historia reciente. El punto de partida de la historia es la pasión que el joven protagonista siente por Lorca, un amor que se esconde tras los versos del poeta…

Un ataúd con ruedas es la cama

a las cinco de la tarde

Huesos y flautas suenan en su oído

a las cinco de la tarde.

Resultado de imagen de mark mackenzie lorca

Esta pasión le sirve de pretexto a Mckenzie para escribir una de las elegías (de sangre y arena) más bellas de la música cinematográfica de los últimos tiempos. El músico compone su elegía sobre tres cuadros muy bien definidos que se arrebolan sobre el amor, la pasión y la muerte (con el poema de fondo), constantes que acompañaron los últimos pasos del poeta. El amor a la poesía, a la profunda obra de Lorca, queda impresa en la arrebatadora obertura –For Love of a Poet-, melodía que define el dramatismo de una historia que partió la cultura de nuestro xenófobo país en dos. La pasión de una inocente mirada sirve de pretexto al músico para introducir el leitmotiv más bello de toda la obra –Ricardo´s Theme/I want your feel to work-, melodía que muestra el encuentro de Federico y Ricardo.

Lorca: ¿Cómo te llamas?

Niño: Ricardo Fernández. Mis amigos… (dubitativo) tenemos todos sus libros, ¡todos! Yo soy de Granada, quiero entender, sentir su obra…

Lorca: Sí eres de Granada ya sientes mi obra; Granada es nuestra, la llevas en el alma y en el cuerpo; esa es mi obra… entiendes.

Quizá, esta sea la melodía más efímera de la partitura, la más liviana de todas, ya que se circunscribe a la primera parte de la historia, la que narra con inocencia el descubrimiento que Ricardo y sus amigos hacen de la obra de Lorca. Un teatro, unas bodas y una mirada provocan que la melodía adquiera un estado sobrenatural que redefine con delicadeza la admiración que todos ellos sienten por el poeta. El piano, el arpa y la flauta cantan a la elegancia de un poeta -¡nuestro!-, que entre versos y suspiros; consonancias y ritmos, cantó al amor y a la muerte desde las entrañas de la vida. El piano, el arpa y la flauta… ¡qué bien recitáis al poeta!

¡Y la muerte!, amiga de lunas y sombras que brillan sobre los alientos grises de la anónima madrugada…tercer y último cuadro de la obra que sobre el tablao de las seis cuerdas, los quejíos de los duendes gitanos y el son del bordón llama a la sinrazón de un régimen que asesinó al poeta de Granada. Las cuerdas, rasgadas con uñas de cristal, gritan sin consuelo mientras las nocturnas voces del albaicín, morada de tahúres y ramilletes, se cuelan a hurtadillas entre la pólvora y la sangre de una España de vergüenza.

Las heridas quemaban como soles

a las cinco de la tarde,

y el gentío rompía las ventanas

a las cinco de la tarde.

A las cinco de la tarde.

¡Ay, qué terribles cinco de la tarde!

¡Eran las cinco en todos los relojes!

¡Eran las cinco en sombra de la tarde!

La obra de Mckenzie, lejos de ahondar en las razones político/militares que llevaron a Federico García Lorca a la tumba, muestra con cierto romanticismo la pasión y el amor que parte de esta España nuestra sentía por la obra de un poeta que, como dice Mckenzie: inventó algunos vientos para volar

Me gusta(2)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>