0

José Nieto, El bosque animado.

Si en la novela original, Wenceslao Fernández Flórez dotaba al bosque de vida propia, e incidía en la mitología de su tierra, Galicia, el texto creado por Rafael Azcona para el film de 1987 dirigido por José Luis Cuerda se decantaba por reflejar una España más castiza, con personajes y situaciones cotidianas de la época en la que se desarrolla la trama. No es que en la película de Cuerda no haya ciertas partes en las que las supersticiones y arraigos aldeanos salgan a la luz, véase por ejemplo la aparición del espectro y de la Santa Compaña. Pero en realidad lo que predomina por encima de todo son los personajes que son del todo creíbles y las situaciones de una España rural ya extinta. La película es maestra en todos sus aspectos, el guión de Azcona sobresaliente, la dirección de Cuerda magistral, pero sobre todo, los actores son los dominadores absolutos de una película inolvidable. De entre todos ellos destaca Alfredo Landa y su personaje del bandido.

Se podría decir que el bosque es un personaje más de la historia, destacando de igual manera la fotografía de Javier Aguirresarobe y la música de José Nieto. La verdad es que aquí en nuestro país no tratamos nada bien las partituras de nuestro cine, no existe editado ni un uno por ciento de los scores de nuestra cinematografía desde los años treinta hasta las noventa.

Uno de estos insignes compositores es José Nieto, que desde que debutó en el cine a finales de las sesenta, nos ha ofrecido algunas de las mejores bandas sonoras del cine español.

Para El bosque animado, Nieto escribió un tema principal para cuerdas y con predominio de la flauta, que es melancólico y misterioso a la vez. Refleja extraordinariamente la vida anodina de loa habitantes pobres de las aldeas y sus vidas, pero de igual manera sirve para dar voz al bosque y sus misterios. Este tema será utilizado a lo largo del film como leitmotiv central, siendo variado según corresponda. Por ejemplo con un solo de clarinete y flauta, con acompañamiento de cuerdas en suspensión cuando el personaje del pocero (Tito Valverde), ve partir de la aldea a su amada. La tristeza invade al pocero, está enamorado, pero su cojera y su falta de autoestima no deja aflorar sus sentimientos. Cuando se despide de ella, y el tren parte, la inquietud del personaje y su impotencia es reflejada por un crescendo de cuerdas.

El compositor realiza un tema sensual y delicado a la par, que tiene como fuente de partida el leitmotiv central, pero que varía hacia una melodía de cuerdas y oboe muy bonita. Este tema es utilizado para la escena en la casa de los señoritos, cuando el joven observa a su joven y voluptuosa prima en la cama.

Otra de las músicas destacada del film, es la utilizada para las escenas en las que aparece el fantasma y la Santa Compaña. Nieto sumerge al espectador en un ambiente de misterio recalcado por unas cuerdas sinuosas en suspensión y un solo de flauta muy bello pero triste. Lo expuesto por la flauta, acompaña la personalidad decadente y apagada del fantasma, que no ha podido cumplir una promesa en vida.

Aunque el autor no utilice mucha música, aparece cuando tiene que hacerlo y da coherencia a la historia. El sonido de los pájaros, es muy notable a lo largo de la cinta, siendo como un tema más del score, que da también voz al bosque. Nieto es uno de los compositores más grandes de nuestro cine, y lo demostró creando la música para esta película, ganadora del Goya a la mejor música original. Por desgracia, ya lo he expuesto con anterioridad, la falta de interés por nuestro patrimonio cultural hará que esta y otras grandes composiciones y compositores sean olvidados. No existe una edición discográfica del score y ni se la espera. Es una lástima que nadie se haga cargo de recuperarla.

Me gusta(1)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>