0

Bernard Herrmann, El fantasma y la Sra. Muir.

El Fantasma Y La Sra. Muir.

En el año 1947 la Twenty Century Fox comenzó la producción de la nueva película del director Joseph L. Mankievicz “El fantasma y la Sra. Muir”. Basada en la novela de R.A.Dick, nos narra la historia de una viuda, la señora Muir (Gene Tierney), y su hija. Las dos se instalan en una apacible casita junto al mar en la costa de Inglaterra. Al poco tiempo descubrirán que en ella vive el fantasma del antiguo dueño, un viejo capitán de barco llamado Greg (Rex Harrison). Al principio el fantasma de Greg desea que se marchen, pero con el paso del tiempo va naciendo en él un sentimiento que se transformara en una historia de amor. Por desgracia la Sra. Muir se queda sin dinero, entonces el capitán  la ayuda a escribir un libro basado en su vida. Este se convierte en un éxito editorial. Cuando la protagonista conoce a otro hombre (George Sanders), que a diferencia del capitán es de carne y hueso, se vera obligada elegir entre lo terrenal o lo espiritual.

Con esta premisa, Mankiewicz acudió a Alfred Newman, director del departamento musical de la Fox, preguntándole por quien podría ser el musico perfecto para esta historia de amor “fou”. Al final se decantaron por Bernard Herrmann (1911- 1976).

Cuentan que el compositor siempre decía que esta fue su mejor banda sonora. Con influencias de los compositores europeos, Debussy (La Mer) y Benjamín Britten (Peter Grimes), Herrmann compuso una de sus obras maestras. El reto que presentaba la película era difícil, entonces tomo la decisión de estructurar la banda sonora en tres temas básicos. El primero basado en el mar, otro personaje importante en esta historia, como símbolo de lo eterno e inamovible, acompañado siempre por los vientos. Después el arpa que representa lo sobrenatural de esta historia, y por ultimo las cuerdas que describen al personaje de la Sra. Muir y su concepción del amor. Compuso también varios motivos musicales para lo real y cotidiano, con unas melodías más ligeras y divertidas.

Al final de la película, Herrmann esboza con mucha serenidad, un digno epílogo para esta historia de amor. Lo dicho un verdadera obra maestra en la que el compositor dejó su sello de calidad.

Alfonso Nieto Zamora.

Me gusta(2)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>