0

James Horner Between Friends.

Between Friends (1983).

Película televisiva dirigida por Lou Antonio para la HBO. Se trata de una cinta de poca importancia y sin mucha relevancia, si no fuera por la presencia como protagonista de Elizabeth Taylor, junto a Carol Burnett, y de una banda sonora compuesta por James Horner muy sobresaliente.

La cinta narra la historia de dos mujeres de mediana edad, que se encuentran por casualidad, entablando una buena amistad.

Lo cierto es que, junto a la aparición de Taylor, lo mejor del film es el score de un Horner que creó aquí una de las partituras más bellas de todas las que había realizado hasta la fecha.

Podemos apreciar lo dicho desde el minuto cero de la partitura, en su “Main Titles”. Una melodía de piano preciosista, acompañada con leves notas de cuerdas en tono muy suave. En el motivo de piano inicial encontramos típicos recursos del compositor, que más tarde desarrollaría complejamente en scores como El hombre bicentenario, una obra que tiene mucho en común con esta. En el uso del piano también se puede escuchar una leve referencia a partituras realizadas para este instrumento por el gran Dave Grusin, pero sólo es una pequeña referencia.

El score básicamente se sustenta en este tema principal, y es introducido de nuevo por James en la escena en la que las dos amigas conversan durante una velada en casa de una de ellas. Ese ambiente es idílico, fuera está nevando, ellas solas en casa preparan cena y beben vino frente a la chimenea, contándose viejas historias. Es entonces cuando Horner nos narra musicalmente la añoranza y algo de tristeza que acompaña a las dos protagonistas, mediante la introducción de este motivo central, donde el piano nos toca el corazón muy profundamente. En esta larga secuencia Horner nos deleita con la composición de otro tema, donde es la flauta en un registro muy bonito la que lleva el peso de la melodía. Un corte pequeño pero intenso.

En otra escena de conversaciones en la intimidad, sin otra intención que la de la amistad, volvemos a escuchar una variación de la melodía central, siendo ahora la flauta y el oboe los pilares de la misma, junto a las cuerdas, que se mantienen en un segundo plano en suspensión como meras acompañantes.

Este tema lo podríamos denominar como el de la amistad, y es uno de los más bellos del compositor, domina casi por completo toda la banda sonora, conteniendo algunas variaciones orquestales, pero es el piano su principal valedor.

Otra secuencia importante musicalmente es la de amor. Me refiero a la escena en la que el personaje de Carol Burnett hace el amor con un hombre del que ha empezado a enamorarse. Horner nos deleita con otro motivo cargado de sensibilidad compositiva, donde de nuevo el piano (gran dominador del score) nos sume con delicado cuidado, y manteniendo un tono melancólico, en terrenos amatorios. La melodía es de una delicadeza extrema, en la que el piano no se toca, sino que se desliza suavemente, dejándonos en un estado placentero, por supuesto con cuerdas suspensivas en un segundo plano como acompañantes de lujo.

La partitura no contiene mucha música, pero es rellenada con temas diegéticos, como el que suena en la pista de patinaje por ejemplo, o en la fiesta, y otros cortes dramáticos, en los que la melancolía domina a los personajes. Por citar un ejemplo, anterior a la cena entre las dos amigas, en la que el compositor nos deja una especie de adagio de cuerdas de especial relevancia por lo que a su belleza se refiere. Acto seguido, cuando termina este tema, se introduce levemente el tema de la amistad, con unos toques de piano tremendamente sentimentales.

Los momentos en los que el personaje de Burnett comparte pantalla con su hija, se acompañan de un motivo de flauta en tono muy apagado, junto a las cuerdas en un mismo registro.

Como resumen, la partitura es dominada por la melodía de la amistad, conteniendo ese tono de tristeza que sólo abandona en el “End Title”, en el que suena más esperanzador. Se trata de un score bellísimo, que ha pasado desapercibido dentro de la filmografía del autor californiano, cargado de sensibilidad. Una obra a reivindicar, de la que espero que alguno de los grandes sellos discográficos dedicados a poner en circulación scores olvidados, se haga cargo de sacar a la venta.

Me gusta(0)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>