2

Utz. Nicola Piovani.

Resulta anecdótico que después de conseguir el Oscar por La vida es bella (1997), Nicola Piovani no se haya prodigado tanto en el cine, o haya perdido ese lugar de privilegio que ostentaba. Es como si la consecución de este premio lastrara profesionalmente a algunos de los compositores que consiguen hacerse con tan preciado galardón, véase por ejemplo Tan Dun con su Tigre y dragón (2000), o más recientemente Mychael Danna con La vida de Pi (2012) y Steven Price con Gravity (2013). Todos los mencionados han perdido un poco de fuelle en sus respectivas carreras desde que sucediera este feliz acontecimiento para ellos. Por eso me dispongo a recuperar la insigne obra de Piovani, empezando por una de sus partituras más hermosas y a la vez olvidadas.

Utz fue una coproducción entre Gran Bretaña- Alemania- Italia y Holanda, dirigida por el holandés George Sluizer, autor de cintas como Dos veces mujer (1979) o Desaparecida (1988). Destaca de esta película, sobre todo, una actuación maravillosa de Armin Mueller-Stahl y una banda sonora muy bonita, de melodía fácil y reiterativa que se te quedaba grabada en la memoria como si te la hubiera impreso a fuego. El argumento de la obra, por desgracia está muy de moda actualmente. Un rico y excéntrico aristócrata checoslovaco que se dedica a coleccionar porcelana, guarda su fortuna en Ginebra para que en su país no puedan tocar su patrimonio, ¿os suena de algo?. Pero no se quiere dar cuenta que al vivir solo y ser soltero, al final todo va a ir a parar a las arcas y museos de sus país.

Piovani es uno de esos compositores de la vieja escuela italiana de los que resultaba muy sencillo sacar una melodía de bonita sonoridades. Morricone, Rota, Lavagnino, Rustichelli, Piccioni, Cigconigni y un largo etc. de grandes autores salieron de la cinematografía transalpina y dignificaron la música de cine, incluso a nivel internacional. Por suerte la mayoría de estos trabajos, los podemos apreciar y disfrutar, a través de las estupendas ediciones discográficas sacadas a la venta por sellos italianos que cuidan sobremanera su patrimonio musical, no se puede decir lo mismo del español. Nicola es uno de los compositores, junto a Luis Bacalov (este último es argentino, pero desarrolló su carrera en la cinematografía italiana), que supusieron la transición entre los grandes compositores mencionados con anterioridad y las nuevas generaciones. Su música aunque de formas ligeras y facilonas, rezuma belleza en muchas de sus bandas sonoras y ese estilo italiano tan reconocible. Nacido en Roma el 26 de mayo de 1946, Piovani se matriculó en la Universidad Sapienza de Roma. En 1967 recibió su licenciatura en piano en el Conservatorio Verdi (en Milán). Después estudió con el compositor griego Manos Hadjidakis. Fellini se fijó en él como sustituto de Rota al morir este, eso dice mucho de un compositor que todavía sigue en activo, componiendo para él esos temas circenses que tanto gustaban al director. Mantiene una continua relación profesional con directores como los hermanos Taviani, Roberto Benigni o Nanni Moretti.

Para este film Piovani basó casi todo el score en un tema de bella melodía, con un sentido y marcado acento de monotonía y tristeza. Una melodía que acompañará al personaje protagonista durante casi todo el metraje y que capta muy acertadamente la apatía y soledad de éste. En la partitura encontramos también algún que otro corte más movido para los escasos momentos de tensión, y otros oscuros de sonidos más estridentes, pero, como digo, lo que realmente domina esta obra es el leitmotiv central, un tema que pronto memorizas y acoges como si uno mismo fuera el personaje interpretado por Armin Mueller-Stahl. Es ejecutado por el compositor de muy buena manera, con una orquestación suave de vientos (sobre todo flauta) y cuerdas melancólicas, que dejan al espectador en un estado placentero muy agradable.

Por desgracia, y a pesar de lo que hablaba antes sobre las discográficas italianas, este título no ha sido editado a día de hoy. Es curioso porque a mi parecer es una de las obras más interesantes de este autor. La única forma de poder escuchar la música es mediante el visionado del film, cosa que por cierto no resulta tampoco una tarea muy fácil. Sin duda que veremos este título muy pronto editado por alguno de estos sellos, y así poder disfrutar de esta bella y exquisita banda sonora.

Me gusta(2)No me gusta(0)

2 comentarios a Utz. Nicola Piovani.

  • Jorge  dice:

    Excelente comentario, he visto la cinta y francamente me ha envuelto de modo que no he descansado buceando en internet buscando el soundtrack de UTZ. ¿Será posible que vía sitio del autor (http://www.nicolapiovani.com) logremos conseguir aunque sea un par de pistas? Un saludo y gracias por tu reseña.

    Me gusta(0)No me gusta(0)
  • Antonio Piñera García  dice:

    Hola Jorge, perdona por la tardanza en contestar. En la página oficial de Piovani no hay nada y tampoco en ningún otro sitio. La única manera de escuchar esta música es en la película por desgracia. Muchas gracias por tu comentario.

    Me gusta(0)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>