0

Entrevista a Arnau Bataller.

Arnau Bataller nació en Alzira en 1977, desde muy temprano, gracias a sus padres, empieza a amar la música, comenzando a estudiar solfeo y violín. Dado su interés por la interacción de la música con las imágenes, y una vez acabados sus estudios en España, decide desplazarse a Estados Unidos y aprender todo sobre el oficio de la música de cine en la prestigiosa Universidad del sur de California en Los Ángeles. Desde entonces se ha convertido en uno de los mejores compositores de bandas sonoras de nuestro territorio, y también uno de los más jovenes, avalado por obras sinfónicas tan insignes como La herencia Valdemar (2009) y su secuela, o Ermessenda (2011), un score arrollador, y llegando el año pasado a escribir una de las mejores partituras en nuestro país con la contundente Rec 4.

 

Eres más conocido por La herencia Valdemar, pero antes ya tenías unas cuantas obras. ¿Cuál fue tu primer contacto con la música para las imágenes?

Mi primera música con imágenes fue realmente para una obra de teatro cuando estaba en el instituto. Luego hice un documental de 13 capítulos titulado Castillos en el Tiempo, que es la que considero mi primera obra realmente profesional. Fue un gran aprendizaje ya que previamente no había hecho nada sincronizado con imagen, y me tuve que buscar la vida para realizarlo.

¿Cómo fue el entrar a formar parte del equipo de la película anteriormente mencionada?

La Herencia Valdemar fue una oportunidad excelente para mi, ya que me permitió trabajar con una gran orquesta y coro en una película que necesitaba de grandes dimensiones musicales. José Luis Alemán, su director, escuchó mi música en Internet y me envió un mail. Al principio pensaba que era una broma, hasta que vi que aquello iba tomando forma y era una película real. Era demasiado bonito para ser verdad, y por eso hasta que no acabé la película no me lo creí!

Recientemente has realizado la música para Rec 4 ¿Crees que quizás te estén encasillando un poco en el género de terror?

Bueno, no creo. Ahora mismo estoy haciendo dos comedias, he hecho música dramática, thriller… He tocado bastantes géneros por suerte. Sí que es verdad que en el terror he hecho mi música más grande y más apoteósica, y eso hace que la gente tal vez se fije más…

Ahora has colaborado con Fernando León de Aranoa. ¿Cómo llego a contactar contigo, y cómo fue el trabajar con él?

A Fernando León lo conocí en otro proyecto anterior, un documental para ACNUR sobre campos de refugiados. Nos entendimos bien, así que en esta última película el trabajo con él ha sido muy bueno. Es un director muy agradable a la hora de trabajar y con un criterio muy claro, aunque está muy abierto a escuchar tus ideas. En su película la banda sonora está formada principalmente por canciones, mi música son sólo 10 minutos, pero estoy muy contento de haber trabajado en una película tan importante como esta.

¿Prefieres orquestar y dirigir tus scores, o relegar la tarea en otra persona?

Nunca he dirigido mi música ya que prefiero estar en la cabina escuchando y anotando lo errores, y así aprovechar mejor el tiempo. En cambio orquestar sí que lo hago yo. Tengo colaboradores que me ayudan en el proceso de la transcripción MIDI, pero la orquestación la hago yo.
Al igual que muchos otros compositores, también trabajas para la televisión ¿Qué diferencias crees que hay a la hora de componer para el cine, con respecto a la TV?
Tal vez en el cine puedes utilizar menos música, o permitirte el lujo de que el ritmo sea un poco más lento. En Televisión te arriesgas a que la gente cambie de canal, pero en el cine, la gente normalmente no se levantará de su silla y se marchará. Por lo demás, el nivel de calidad y recursos técnicos está ya casi a la par. Antes había mucha diferencia entre cine y TV, hoy en día casi es la TV la que supera en presupuesto, propuestas y contenido al cine!

¿Cómo ves el panorama actual de la música de cine española?

El panorama actual creo que es reflejo del momento en que vivimos. Por desgracia creo que ha desaparecido la clase media tanto en las películas como en los presupuestos. O superproducciones o películas muy pequeñas, y eso se nota a la hora de trabajar. Aunque yo no me puedo quejar, la situación en nuestra profesión no es muy buena. Presupuestos más bajos que hace 10 años, mayor aceptación de los samplers como producto final, más prisa para componer…Lo único que ha cambiado, y creo que para bien, es que cada vez se hace mejor música en nuestras películas, ya que los directores le van dando la importancia que tiene. También se arriesga más en los formatos y nos vamos quitando algunos prejuicios sobre lo que puede hacer el cine Español.

¿Has realizado alguna obra para sala de conciertos?

Sí, he hecho bastante música de concierto, desde obras para orquesta, banda, coro, música de cámara, etc. Intento escribir una obra al año de música de concierto, pero a veces no puedo si tengo mucho trabajo. Es un mundo con el que me gusta permanecer en contacto.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Mi proyecto más inmediato es una comedia con toques de cine negro “La noche que tu madre mató a mi padre”, con Belén Rueda y Eduard Fernández entre otros. Tengo diversos proyectos interesantes en cartera, pero hasta que no se firma el contrato no me gusta adelantarlos que da mala suerte!

Me gusta(1)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>