1

El Planeta milagroso.

En 1989 TVE, junto a otras cadenas internacionales como: NHK (Japón), Antenne 2 (Francia), Korean Broadcasting System (Corea del Sur), KCTS Associations (Estados Unidos), TCN Channel 9 Pty. Ltd. (Australia), RAI (Italia), Veronica Omroep Organisatie (Holanda) y TV Ontario (Canadá), crearon esta serie documental dedicada al Planeta Tierra. Originalmente la serie fue producida por la cadena japonesa en el año 87, pero ante el éxito obtenido, y más bien por lo bien realizada que estaba y lo mucho que aporta su visualizado al género humano, estas otras cadenas decidieron involucrarse en el proyecto y exportarlo en 1989 hacia los demás países. Un acierto por parte de estos medios televisivos, porque la serie es una de las mejores jamás realizadas para TV. Originalmente constaba de 12 episodios escritos y dirigidos por Naoji Ono, Hirohiko Sano, Shiro Takenaka, Masaru Ikeo, Takashi Nakazato, Haruo Sakitsu, Nabuo Isobe y Yukio Yamada, contando con la estupenda voz narradora en su emisión para España de José Martínez Blanco. Parte del éxito obtenido se debe a unos efectos especiales en vídeo, obra de Massaki Sato, Toshiaki Watanabe, Massaki Yamada y Yoshihide Okada, una labor documentalista excelente por parte de Akira Yano y Shinichi Murata, y sobre todo un apartado musical maravilloso, tal es su importancia que aparece el nombre del compositor en los títulos de crédito en primer lugar.

Yoichiro Yoshikawa es el nombre del citado músico. Yoshikawa nació en Sakaide-shi, perteneciente a la prefectura de Kagawa el 8 de octubre de 1957, empezó a tomar lecciones de piano a la edad de 3 años, muy pronto se interesó por los instrumentos electrónicos y la gran variedad de sonidos que estos le proporcionaban. Estudió en la universidad de Kagawa, donde enseguida empezaría a componer pequeñas piezas al sintetizador. Más tarde compondría y arreglaría obras de otros autores para programas o series de televisión de la cadena japonesa NHK, donde prácticamente ha desarrollado toda su carrera. La música del compositor la podemos enmarcar dentro de las composiciones New Age, mezclada con una escritura de piano clásico de sonido muy agradable y etéreo.

Comenzó esta partitura con el gran tema de los títulos de crédito, una maravilla donde un motivo de sintetizador, acompaña el movimiento circular de la Tierra, a continuación es la orquesta de cuerdas la que nos lleva por este terreno ensoñador mediante una interpretación portentosa del motivo principal iniciado por el sintetizador, una joya.

Encontramos temas de lo más diversos, como el dedicado al pico del Himalaya K2, un dinámico movimiento, donde domina una batería pop de alegres toques, secundada por una melodía preciosa que interpreta el sintetizador imitando los sonidos de la orquesta. A destacar también dentro de este tema el adelanto musical previo a la introducción del fraseo central, de unas notas interpretadas por el corno inglés muy notorias. No menos logrado es el dedicado a la Aurora Boreal, donde un motivo apacible y sereno de sintetizador desliza una melodía preciosa, que nos hace mantenernos en estado de calmada paz. Con este movimiento en derredor sin evolucionar, casi como si se tratara de una pieza minimalista, consigue Yoshikawa su propósito. Prosigo comentando el tema de la Patagonia, un simpático y divertido motivo en el que el sintetizador parece a veces imitar los chasquidos de dedos y sonoridades acuáticas.

Al tratarse de un autor japonés no podía faltar la utilización de instrumentación oriental, como por ejemplo en el tema de título “Kynpoe”.  En él escuchamos percusión propia de su país, acompañada de un motivo de nerviosa sonoridad interpretado por el koto (instrumento de cuerda japonés), acabando el tema con esa sensación de vivacidad y brío, esta vez a través de la incursión de un violín de acelerados acordes. Evocador y casi mágico resulta ser el tema titulado “Nube”, ello es logrado con los efectos electrónicos de los teclados. Un tema de escucha placentera que eleva el alma a lugares insospechados.

La melodía dedicada a los 380 millones de años de edad de la tierra, es la única enteramente interpretada por la orquesta. En un estilo clásico, donde el chelo introduce el fraseado principal del mismo, en el que la cuerda es su principal valedor y que es acabado como si de una pieza barroca se tratara, es decir con cadencias de las cuerdas, que van apagándose de manera muy bonita lentamente.

Aparecen otros temas con clara influencia de la localización de los diferentes países que visita la serie. Podemos vislumbrar lo dicho en “Fiesta del fuego”, en el que una instrumentación de cariz brasileño, se funde con los teclados. Podemos escuchar tambores y demás instrumentos casi carnavalescos y muy festivos. O más expresamente, en uno de mis temas favoritos, el de nombre “A Dream of Aku Aku”, una genialidad del compositor en la que una melodía de bellas cuerdas es el eje central de la pieza, secundada por percusión de manera ejemplar. Como he dicho, una delicia musical que uno no se cansa de escuchar. Encontramos otros temas hipnóticos, como el dedicado a los cráteres de la luna, de una sonoridad misteriosa muy acertada, o de instrumentación diversa como guitarras y piano, este último muy presente en el comienzo del tema “Nebraska”, para pasar a continuación a una orquestación pop donde la batería alcanza una importancia subliminal, al igual que un solo de violín de bonita melodía.

En definitiva, una obra ejemplar cargada de hermosas melodías a reivindicar, igual que a su autor. Por desgracia para el aficionado es muy difícil de poder escuchar, en primera instancia porque el cd, que fue editado por Emi, es imposible de adquirir a día de hoy, y después porque a pesar de ser una de las mejores series documental jamás realizadas, nunca se ha vuelto a reponer en TVE y tampoco ha sido editada en formato dvd o bluray. Por supuesto y obvia decirlo, que el sello discográfico de RTVE igualmente no se ha dignado a reeditar el cd, así es que resulta casi imposible disfrutar de esta serie y de su maravillosa música, a no ser que, como es mi caso, se tenga el cd editado en 1988 en Japón, o por suerte se grabaran los episodios en vídeo.

Me gusta(1)No me gusta(0)

Un comentario a El Planeta milagroso.

  • david  dice:

    Cuanto tiempo sin oír esta bonita partitura,este serie muy buena y estaba muy bien realizada en todos los aspectos, da gusto rescatar del olvido estos "fósiles" musicales ya olvidaos por muchos y desconocidos para el publico mas contemporáneo.

    Me gusta(1)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>