0

Jupiter Ascending de Michael Giacchino.

Film de ciencia ficción de los Hermanos Wachowski, que apenas roza el aprobado y que cuenta entre su reparto con un nutrido grupo de jóvenes promesas como Mila Kunis, Channing Tatum o el recientemente ganador del Oscar Eddie Redmayne y en el que podemos ver al veterano Sean Bean. La cinta naufraga en muchos aspectos, el guión obra de los Wachowski es un fiasco, las interpretaciones más de lo mismo. Una puesta en escena desastrosa acompaña el devenir del film, y es que este es un blockbuster para jóvenes adolescentes muy alejado de sus obras más novedosas que fueron la trilogía de Matrix (1999-2003). Y no es que estas sean tampoco cintas extraordinarias, al contrario, están bien hechas pero no aportan nada, por lo menos al que escribe, no es por menospreciar a estos hermanos, pero pienso que están sobrevalorados dentro de la industria del cine, esperando sus estrenos como si de auténticas obras maestras se trataran. De hecho para mi su mejor película es El atlas de las nubes (2012) y eso que a veces se pierde en su alargado metraje, pero resulta interesante. En esta que nos ocupa se salvan de la quema aspectos técnicos, como una fotografía muy colorida firmada por John Toll, unos muy buenos efectos especiales y una partitura musical compuesta por Michael Giacchino.

Si en su anterior film El atlas de las nubes contaron con los servicios de Reinhold Heil, Johnny Klimek y Tom Tykwer (este último codirector de la misma), para componer la música, por cierto un score muy interesante, en este se contrataron los servicios del citado Giacchino. Este es uno de los jóvenes talentos dentro de la composición para cine. Nacido en Nueva Jersey el 10 de Octubre de 1967, se dio a conocer dentro del medio a principios del 2000 por sus scores para videojuegos como Medal of Honor (1999) , creado y producido por Steven Spielberg. Más tarde vendría su asociación con el director J.J. Abrams comenzada en la serie de televisión Alias (2001-2006) o seguida por la que más fama obtuvieron, Perdidos (2004-2010).  Dentro de su producción de largometrajes el compositor ha creado todas la partituras para Abrams, desde Misión Imposible III (2006) ,hasta Star Trek: En la oscuridad (2013), aunque en la próxima cinta del director Star Wars: El despertar de la fuerza (2015) haya contado con la presencia de John Williams, por suerte para los aficionados de la saga galáctica. Por en medio encontramos trabajos del tándem como Súper 8 (2011) uno de los mejores trabajos del compositor. Giacchino a su vez se ha especializado en películas animadas, como da muestra de ello el Oscar conseguido por la cinta de Pixar Up (2009),para la que creó una melodía central de parecido razonable con el tema “Me voy a morir de tanto amor” de Alberto Iglesias para Lucía y el sexo (2001) sin duda echo este fortuito supongo ,y de tono similar al que creara Hans zimmer para Mejor Imposible (1997), y otros títulos como Los Increíbles (2004), donde sustituyó al mismísimo John Barry, Ratatouille (2007) o Cars 2 (2011).  Hasta la fecha tres de sus más logradas partituras son la mencionada Súper 8, la magnífica John Cárter (2012) y la no menos extraordinaria El amanecer del Planeta de los simios (2014).

Crea para esta cinta el compositor una partitura sinfónica con un tema principal portentoso donde los metales, percusión y sobre todo un coro de voces femeninas son los pilares que sostienen la mayor carga del mismo. Este tema lo utilizará Giacchino como leitmotiv a lo largo de la cinta.

Para las escenas más emotivas, que son pocas, se introduce un tema a piano acompañado de una suave orquestación de cuerdas que casa como anillo al dedo en la narración fílmica.

Una partitura épica y grandilocuente que, como digo, cumple su cometido hacia las imágenes perfectamente.

La cinta está plagada de escenas de acción, donde el compositor escribe temas magníficamente acoplados a cada secuencia. Eso si, tengo que decir que son herederos cien por cien de la música de este tipo del maestro Williams. Si uno cierra los ojos sin saber quién es el compositor, nos podemos creer que efectivamente estamos ante una obra del maestro neoyorquino. Se puede vislumbrar lo dicho en temas como Jupiter Ascending – 3rd Movement, que esta influenciado claramente por el que compusiera Williams para Star Wars: La amenaza fantasma (1999) “Duel of the Fates” y en casi todos los de acción de la cinta, con metales y percusiones de clara influencia del compositor de Tiburón (1975), al igual que el ritmo imprimido en ellas.

El score está tremendamente bien acabado e interpretado, contando con una orquestación excelente. Casa estupendamente con lo que vemos en pantalla, destacando el leitmotiv anteriormente citado de singular belleza. Pero eso no basta para que una obra sea buena, sí lo es en cuanto a resultados y acabados respecto a las escenas para las que están escritas, pero no tiene ni una pizca de originalidad. Este es uno de los principales problemas del compositor, sus obras son eficientes pero carece de estilo propio que las identifiquen, por desgracia le pasa a más de uno de los compositores que trabajan actualmente para el medio. Es verdad que están tremendamente bien formados y que cuentan con unos medios, ya sean musicales o de grabación, muy por encima de los que tenían compositores de otras épocas, pero en la mayoría de casos carecen de estilo.

En definitiva, una obra muy bien estructurada que queda muy bien para las escenas y que cumple con sus mandatos, pero carente de originalidad. La podría haber firmado perfectamente John Williams y no nos hubiéramos dado cuenta. Es posible que Giacchino vaya evolucionando con el paso de los años y que poco a poco vaya depurando un marcado estilo propio, al igual que le pasó por ejemplo a James Newton Howard. Ojalá lo consiga porque es uno de los compositores con más proyección dentro de la industria de Hollywood, y pueda ofrecernos obras insignes, con muchas más cosas por decir que las que nos dejó por ejemplo en las flojas Star Trek (2009) y Star Trek: En la oscuridad.

Ya para terminar, comentar la estupenda edición discográfica que ha sacado a la venta el sello Sony Classical, muy cuidada, que contiene el score completo con 97 minutos de duración divididos en 2 CD, a un precio muy interesante. En la que además de cuidar la grabación y calidad de la música, se hace lo propio en lo que a su libreto se refiere.

Me gusta(1)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>