0

Autómata: Zacarías Martínez de la Riva.

Es esta una cinta de ciencia ficción producida e interpretada por Antonio Banderas. En ella el género humano intenta sobrevivir dentro de una sociedad dominada por la inteligencia artificial.

El film naufraga en casi todos sus aspectos y la verdad que no es por culpa de su joven director y guionista Gabe Ibáñez (1971 Madrid), sino más bien por la sobreactuación y egocentrismo del productor. Este crea un proyecto para lucimiento propio, dejando en manos de un inexperto creador de efectos visuales (Ibáñez) el peso del mismo. Tanto su escritura como la dirección le quedan un poco grandes a Gabe, habiendo sido hasta la fecha su único largometraje Hierro. Como en su anterior título lo mejor radica en haber contratado para componer la música a Zacarías M. de la Riva (1972 Barcelona).

Permítanme comenzar diciendo que el catalán crea una partitura bellísima, sin duda de lo mejor que pude escuchar el pasado año. Está impregnada de un tono melancólico y crepuscular muy acertado, otorgando el compositor una parte muy importante de la obra a los coros. Al igual escribió un bello tema, en el que el chelo lleva la voz cantante, utilizándolo como leitmotiv durante el metraje de la película. Este tiene cierta similitud con el que escribiera Hans Zimmer para La delgada línea roja, pero solo en intenciones.

Escuchamos también motivos de acción  más movidos, en los que destaca una escritura obsesiva en las cuerdas. Como he comentado antes, los temas en los que aparecen las voces tratan de dar importancia y apoyo a los humanos. Suenan muy nostálgicos haciendo referencia a lo que han tenido entre sus manos y perdido “La Tierra”. Estos acuñan un parecido razonable con lo realizado por John Williams en Inteligencia artificial,  para intentar humanizar al robot protagonista. Se aprecia a lo largo del film, un motivo de sintetizador de reminiscencias vangelianas que aplica el compositor al entorno artificial.

En resumidas cuentas, esta es una obra muy apreciable que se deja oír muy bien fuera de la pantalla y es a su vez eficaz acompañando las imágenes para las que ha sido compuesta, dignificándolas y haciendo de ellas un poco mejores. Como decía el estupendo compositor británico de obras como El apartamento, Adolph Deutsch: “Un compositor de cine es como el empleado de una funeraria: no puede resucitar a un muerto, pero se espera de él que lo haga parecer más presentable”.

Por suerte para el aficionado el score se ha editado íntegramente en compacto, siendo el sello sueco MovieScore el encargado de sacarlo a la venta, conteniendo 18 deliciosos temas. Altamente recomendable.

Me gusta(1)No me gusta(0)

Deja un comentario

Puedes usar etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>